12 CONSEJOS PARA LLEGAR PREPARADA FÍSICAMENTE AL PARTO.

12 CONSEJOS PARA LLEGAR PREPARADA FÍSICAMENTE AL PARTO.

“El esfuerzo muscular durante el parto es similar al de correr una maratón“, explicaba Natalia Costas Ramón, matrona del Hospital Quirónsalud Sur, en la segunda de las charlas dentro del programa de orientación para un mejor seguimiento del embarazo y cuidados del recién nacido que ofrece este hospital.

Aunque la afirmación pueda ser sorprendente, lo cierto es que un estudio de la universidad de Michigan compara estos dos esfuerzos que se concentran en una pocas horas y en los que todos los músculos del cuerpo tienen que estar lo más preparados posible.

Por eso mismo,  en esta entrada de blog analizamos (y comparamos con el parto) algunos de los consejos que las personas que quieren correr una maratón tienen que tener en cuenta. De igual forma, próximamente escribiremos algunos consejos para las embarazadas que querais correr, tanto si se trata de una maratón, como si no.

PREPARAR UN PARTO COMO SI CORRIESES UNA MARATÓN

  1. Cuanto antes empieces a prepararlo, mejor. Sí, lejos de esas recomendaciones un poco obsoletas de esperar al tercer mes para empezar la práctica de la actividad física durante el embarazo, las nuevas directrices indican que la actividad física durante el primer trimestre no está desacosejada, sino que es beneficiosa. Tal y como escribe Kaisa Tuonominen en su blog FisioFitWoman “adoptar una postura sedentaria durante 3 meses (primer trimestre) tiene consecuencias negativas a nivel de fitness, de salud y de bienestar en general. Existen estudios que demuestran que el ejercicio físico reduce el riesgo de aborto espontáneo, pero a las mujeres se les dice que dejen de hacer ejercicio apostando por la precaución”.
  2. Sigue un buen plan de entrenamiento. Hay que marcarse unos objetivos y buscar una serie de ejercicios que nos hagan llegar al parto lo mejor preparada físicamente. Estos ejercicios, además de incluir trabajo aeróbico, incluirán tonificación muscular. Se prestará especial atención a la faja abdominal y al suelo pélvico.
  3. Aumenta la intensidad poco a poco: si no realizabas actividad física previamente (por ejemplo, con un entrenamiento de preembarazo) los primeros días tendrás que acostumbrarte. Tal vez incluso te salgan agujetas (recuerda que son tan puñeteras que solo se quitan con más ejercicio). Cada embarazada es única y tiene que seguir su instinto y autorregularse… ya verás como en pocas semanas estás igual de ágil que el resto de tus compañeras.correr embarazada
  4. Entrena en grupo: y hablando de compañeras… esa mítica recomendación de caminar durante el embarazo, puede llegar a hacerse aburrida, sobre todo si las hacemos en solitario. Es muy importante que busques un grupo que esté pasando por tu misma situación, con quien tengas objetivos comunes, compartas dudas y experiencias. Te costará menos entrenar, estarás más motivada y harás mejores entrenamientos.
  5. Rodéate de un buen equipo multidisciplinar de profesionales: Además de tus visitas regulares al tocólogo o la matrona, te recomendamos que visites a un fisoterapeuta en suelo pélvico. De igual manera existen otros profesionales que tal vez puedan ayudarte: psicólogos, nutricionista, acompañantes emocionales o doulas, … Y, por supuesto, la figura del Licenciado en CC. de la actividad física y el deporte, especializado en actividad física pre y postparto, será fundamental para diseñar unos ejercicios adecuados y, sobre todo, seguros.ejercicios para embarazadas
  6. No te olvides de entrenar la fuerza, unos músculos más fuertes te ayudarán a llegar mucho mejor preparada al parto. Sí, por muy raro que te pueda parecer, las embarazadas podeis entrenar la fuerza. De hecho, la Asociación Americana de Ginecólogos y Obstetras aumentó en su última revisión el número de kilos que las embarazadas pueden levantar en condiciones normales.
  7. Descansa después de un entrenamiento duro: es tan importante descansar como entrenar. Si eres de las que te gusta la caña y vas a las clases a darlo todo, puedes incluir semanas de “off loading” que incluyan todos los movimientos básicos pero sin carga.
  8. Utiliza materiales que estén presentes el gran día. Igual que los maratonianos utilizan el mismo material que el día de la prueba (playeros, pantalón, camiseta, gafas), las embarazadas también deberéis estar familiarizadas con el fitbal o los trx, que tal vez os sirvan de ayuda el día del parto.
  9. La hidratación y la alimentación también hay que entrenarlas. Para llegar a pleno redindimiento, hay que seguir una dieta muy rica y densa en nutrientes y beber mucha agua. De esto, a pesar de no ser expertos en la materia, también os hablaremos próximamente y con la colaboración de una nutricionista especializada.
  10. Entrena tu mente y practica tu estrategia. Nuestros pensamientos se convierten en nuestros sentimientos.
  11. No dejes de entrenar en el último momento. Como hemos dicho al inicio, preparar una de estas pruebas no es fácil, se necesita de tiempo y constancia en la preparación. Por eso mismo, es una pena que lleves casi 9 meses preparándola y decidadas dejar de hacerlo el último mes. Puedes cambiar el tipo de entrenamiento o la intensidad, pero continúa con la actividad especializada hasta que des a luz (durante el parto puedes realizar algunas técnicas físicas para facilitar el proceso)
  12. Disfruta el proceso: seguramente sea lo más importante… asumir lo que el “maratón” te traiga e intentar vivir plenamente la carrera. Aunque cuesta y en algunos momentos sientes que no puedes…. hay locos que repiten hasta dos o tres veces!!

Todas estas indicaciones harán que tengas una salud óptima durante el embarazo, y que llegues en las mejores condociones a tu maratón particular.  Esto nos hará lograr uno de los principales objetivos que tenemos en ACTIMAMi.

¿Quieres preparar el mayor maratón de tu vida con nosotras?

Fotografías de fit4moms y de reuters.

 

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *