EJERCICIOS PARA QUE UN BEBÉ QUE ESTÉ DE NALGAS SE GIRE

EJERCICIOS PARA QUE UN BEBÉ QUE ESTÉ DE NALGAS SE GIRE

Hoy vengo a hablaros de un tema que en ocasiones nos encontramos en las clases.. y se trata de bebés que vienen de nalgas.

Los primero que hay que decir sobre el tema es que hasta el tercer trimestre el bebé puede darse la vuelta de forma natural, así que no os alarmeis demasiado si aún no estais en la recta final y está como comunmente se dice “mal colocado”.

Queda menos de un mes para dar a luz y mi bebé está de nalgas.

Son aproximadamente un 4% los bebés que en las últimas semanas antes del parto no se han colocado con la cabeza hacia abajo para que su salida sea más fácil.

En estas situaciones se ofrecen varias posibilidades como por ejemplo la versión externa la cesárea o el parto de nalgas.  Cada una de estas posibilidades conllevan una serie de riesgos y de beneficios. Para poder tomar la decisión final, los padres tendrán que tener la mayor información posible sobre cada una de ellas para poder adaptarlas a sus necesidades y gustos.

– La versión cefálca externa: es una práctica realizada por un ginecólogo especialista que consiste en manipular el bebé desde el exterior para intentar ayudar a que se gire y se ponga cabeza abajo. Esta práctica no puede hacerse en todas las mujeres ya que si existen factores que complican el embarazo este procedimiento está contraindicado.

– Cesárea: otra opción es realizar directamente una cesárea programada sin intentar un parto vaginal de nalgas.

-Parto de nalgas: tras unos años en los que los partos de nalgas se dejaron de hacer empiezan a volver a realizarse siempre con ginecólogos especialistas en nacimientos de nalgas.

Para profundizar más en estos aspectos os dejamos un link muy interesante a la página de el parto es nuestro o a la asociación Canadiense de Ginecólogos y obstetras ACOG

Ejercicios que facilitan que el bebé se gire

Para que el bebé se gire os recomendaremos:

EVITAR los siguientes ejercicios:

– cuclillas o sentadillas profundas a partir de la semana 36, ya que mediante las mismas se facilitará que el bebé se encaje, cosa que no nos interesa.

–  sentarse en el sofá de forma “repanchingada” ya que normalmente hay una anteversión de la pelvis que disminuye el espacio del bebé y que no permite que se gire es mucho mejor estar tumbada en el sofá o sentada con la espalda muy recta intentando que la cadera y la zona lumbar estén en posición neutra.

REALIZAR de forma insistente:

– posturas en cuadrupedia, comúnmente llamadas a “cuatro patas”. Ejercicios como fregar el suelo de rodillas o caminar por la casa como si gatearan.

–  posturas inclinadas en la que la cadera está por encima de la cabeza, por ejemplo subiéndose al sofá con las piernas y apoyando los codos en el suelo.

Otras opciones para intentar que tú  bebé se gire

– Acupuntura o moxibustión: una antigua técnica china que emplea hierbas ardientes para estimular los puntos claves de la dígitopuntura.   Para ayudar a que el bebé de nalgas se gire, un acupuntor u otro especialista quema Artemisa cerca del punto de acupuntura de los dedos meñiques de tus pies, lo que, supuestamente estimula la actividad del bebé lo suficiente como para que pueda cambiar de postura por sus propios medios. Algunos estudios sostienen que el uso de la moxibustión puede ser beneficioso. Si quieres intentarlo acude a una asociación estatal donde encontrarás los nombres de los especialistas con licencia.

– Hipnosis: un estudio encontró que las mujeres que son y no tizas de forma regular para alcanzar un estado de profunda relajación entre las semanas 37 y 40 tienen mayores posibilidades de que sus bebés se giren puedes preguntarle a tu médico si te recomienda a un buen especialista en el tema.

– Llamador de Ángeles: Los llamadores de ángeles son unas joyas en forma de colgante que se colocan sobre la barriga de la embarazada. Consisten en una bola dentro de otra que al chocar, emite un sonido parecido al de unas campanitas suaves. Se dice que si colocas el llamador de ángeles muy bajo, cerca del pubis, tu bebé oirá el sonido y buscará instintivamente acercarse con el oído para escucharlo mejor. Con suerte en una de éstas, se dará la vuelta. Obviamente no funciona en todos los casos, pero lo bueno es que no pierdes nada por probar ya que la técnica no es nada invasiva.

– Linterna o música: sirve un poco la teoría del llamador de ángeles en el que se espera que el bebé se gire y yendo buscar la luz o escuchar la música.

El parto de nalgas de mi madre.

y como curiosidad, ¿sabíais que yo misma nací de nalgas? Si, de culo de toda la vida, aunque a mi me gusta más pensar que nací pisando fuerte!! Me encanta cuando mi madre me cuenta que aunque tendría que haber sido cesárea al no estar el anestesista no le pudieron poner ni cesárea… a huevo puro y eso que fui una nena de 3,750 kg.

Con esto os quiero decir, que como veis, no es que mi madre sea una super heroina ni nada por el estilo, es que antes, cuando la maniobra externa no existia .. las mujeres seguían dando a luz aunque el bebé viniera de nalgas!

 

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *